Colorímetro óptico

Colorímetro óptico fabricado en Alemania por Helige en 1940 aprox. Esta firma se especializó en la fabricación de colorímetros. El colorímetro es un instrumento indispensable en un laboratorio químico. En los años 50 aparecieron los primeros de tipo eléctrico, es decir, que la fuente de luz ya no era la solar sino la proporcionada por una bombilla. Más tarde, los fotocolorímetros en los cuales el ojo humano se sustituía por una célula fotoeléctrica. Modernamente, los espectrofotómetros, capaces de poder medir a muy distintas longitudes de onda del espectro, desde el infrarrojo hasta el ultravioleta. LLeva una placa frontal con el nombre de su distribuidor en Madrid.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.